admin

About admin

This author has not yet filled in any details.
So far admin has created 8 entries.

Los M19 viajan a jugar la Copa American

Nuestro Seleccionado de Menores de 19 partirá hacia Nassau Bahamas para disputar desde el Jueves, la Division 2 de la Copa America de dicha edad.

En el torneo jugarán el local Bahamas, Islas Caiman, Surinam y Argentina. El ganador del torneo avanzará a la Division 1 de la competencia regional.

El plantel que nos representará esta formado por:

1. Gonzalo Husain (capitan) – Hurlingham Club
2. Tomas Marinozzi – St George´s Quilmes
3. Bruno Angeletti – St George´s College
4. Lorenzo Altuzarra – St George´s College
5. Julian Lollo – Bedes Grammar College
6. Francisco Herran – Bedes Grammar College
7. Juan Pablo Lopez Alducin – Bedes Grammar College
8. Pedro Betti – Bedes Grammar College
9. Martin Peralta – Lomas AC
10. Rodrigo Ventura – Lomas AC
11. Francisco Alvarez – Belgrano AC
12. Juan Tissera – Belgrano AC

Por |agosto 4th, 2014|Categories: Cricket||Comentarios desactivados en Los M19 viajan a jugar la Copa American

Pileta

Por |agosto 4th, 2014|Categories: Banner Principal||Comentarios desactivados en Pileta

Club House de noche

Por |julio 10th, 2014|Categories: Sin categoría||Comentarios desactivados en Club House de noche

Cancha tenis

Por |julio 10th, 2014|Categories: Sin categoría||Comentarios desactivados en Cancha tenis

Aquagym

El término Aquagym procede del inglés y mezcla los términos “agua” y “gimnasia”, que definen con bastante precisión el tipo de deporte que engloba. Esta modalidad es una variante del aeróbic que se realiza en un medio acuático, por lo general una piscina, y que, gracias a su desarrollo en el agua permite duplicar los efectos del ejercicio. El anglicismo aquagym se conoce también como fitness acuático o como gimnasia acuática.

Su uso y la demanda han aumentado notablemente en los últimos años, no sólo por los beneficios para mantener y mejorar la línea, sino por sus ventajas a nivel de salud.

Definición

El aquagym es una modalidad de fitness acuático con numerosos ejercicios centros en la tonificación muscular. El aquagym adapta al medio acuático el trabajo físico que se realiza en tierra, con la ventaja de la ingravidez que aporta. Se suele llevar a cabo en piscinas de poca profundidad (de 1,20 a 1,50 m). La temperatura más adecuada debe oscilar entre los 28 °C y los 31 °C.

Con el aquagym se mejora la condición física general y permite una mejor recuperación de las lesiones, por lo que está indicado para personas en procesos de rehabilitación. Se trabajan diferentes grupos musculares de forma específica y se alternan ejercicios de la parte superior, media (oblicuos y abdominales) e inferior del cuerpo.

En el aquaeróbic, con la música se controlan las pulsaciones haciendo que el organismo se active o se relaje. Gracias a los ritmos se facilita la realización de los ejercicios adecuando a la música a ellos y creandocoreografías divertidas.

Modalidades

Conjunto a la la gimnasia acuática nos encontramos con diversas disciplinas derivadas, cuyo nexo en común es la ejercitación en el medio acuático:1

  • Aquaeróbic.
  • Aquacycle’ o aquaspinning: clase de spinning (o bicicleta estática) en el agua. Indicado para gente con problemas en la rodilla, ya que la resistencia del agua ralentiza el pedal.
  • Aquastep: sumergiendo un step en el agua para realizar los ejercicios. Se tonifica el tren inferior del cuerpo y se trabaja el sistema cardiovascular, con la ventaja de la mayor resistencia del agua y el bajo impacto en las articulaciones.
  • Aqua-ritmos: ejercicios con pasos de baile.
  • Aquaboxing: combinación de movimientos de boxeo con las artes marciales. Ejercita sistema cardiovascular y tonifica los músculos.
  • Woga o aquayoga: En este tipo de clases se realizan los movimientos y respiraciones del yoga, pero con la diferencia de realizarlo en un medio inestable.
  • Aqualates: ejercita músculos de la espalda y abdominales, mejorando coordinación, movilidad, estabilidad y equilibrio.
  • Aichi: Mezcla dos artes marciales, el wushu y el taichi. Se tonifica el cuerpo y disminuye el estrés.
  • Natación terapéutica.

Indicaciones

Aunque el Aquagym se destinó al principio a personas con lesiones musculares, óseas o articulares, y también a gente de avanzada edad; se ha extendido al resto de la población debido a sus magníficos beneficios para el organismo y su componente dinámico y muy divertido que hacen que sea un deporte único.

Está indicado para personas con problemas de sobrepeso, en proceso de rehabilitación o recuperación, lesiones traumatológicas, problemas de espalda y problemas de movilidad y estabilidad articular en rodillas y tobillos. También es un ejercicio muy indicado para mujeres embarazadas.

Ventajas

La mayor ventaja del Aquagym es el medio en el que se desarrolla, el agua. Esta contribuye a hacer todos los movimientos mucho más fáciles sin que se note el cansancio. Muchos ejercicios realizados en el agua serían imposibles de ejecutar en un gimnasio, ya que gracias a ella “el cuerpo esta “sujeto” y permite que flote dándole mayor libertad.

La hipogravidez disminuye el impacto del cuerpo con el suelo y la tensión sobre las articulaciones. Esta permite realizar ejercicios más duraderos y frecuentes, y sin riesgo de lesiones. También beneficia a personas con movilidad reducida al liberarse del peso aportado por la ingravidez. Además la gimnasia acuática dentro del marco de actividad lúdica reportan notables beneficio psicológicos.

Beneficios

Entre los beneficios que proporciona podemos citar que:

  • Favorece la circulación sanguínea.
  • Favorece la corrección postural.
  • Favorece el desarrollo de la musculatura.
  • Favorece la educación respiratoria.
  • Favorece la relajación.
  • Mejora de la flexibilidad y la resistencia.
  • Mejora cardiovascular.
  • Proporciona mayor resistencia al estres.
  • Previene el dolor de espalda.

    Estructura de una sesión

    Una sesión de Aquagym se estructura de la siguiente forma:

    1. Tendrá un calentamiento, en el cual se irán activando las articulaciones para evitar lesiones, tomar contacto con el agua e ir subiendo de pulsaciones.
    2. Parte principal, en la cual se desarrollará todo el contenido de la sesión, con la intensidad máxima.
    3. Vuelta a la calma, en la cual se desarrollarán ejercicios de relajación en el agua y de estiramientos para volver al estado inicial.
Por |julio 7th, 2014|Categories: Aquagym, Natación||Comentarios desactivados en Aquagym

Yoga

El yoga (del sánscrito ioga) se refiere a una tradicional disciplina física y mental que se originó en la India. La palabra se asocia con prácticas de meditación en el hinduismo, elbudismo y el jainismo.

Según sus practicantes, el yoga otorga como resultado:

  • la unión del alma individual con la divinidad (BrahmanShivaVisnúKali, etc.), entre los que tienen una postura religiosa de tipo devocional;
  • la percepción de que el yo es espiritual y no material, entre los que tienen una postura espiritualista;
  • el bienestar físico y mental, entre los que tienen una postura racionalista (atea o agnóstica).
  • Etimología de la palabra «yoga»

    La palabra española «yoga» proviene del sánscrito ioga, que a su vez procede del verbo iush (yuj en AITS): ‘colocar el yugo [a dos bueyes, para unirlos], concentrar la mente, absorberse en meditación, recordar, unir, conectar, otorgar, etc.’. El verbo iush es la misma raíz indoeuropea de los términos castellanos «yugo» y «conyugal».

    Historia

    Debido a que los textos sánscritos carecen de cronología, se desconoce exactamente cuándo los habitantes del subcontinente índico comenzaron a realizar este tipo de meditación con posturas físicas.

    El arqueólogo británico sir John Marshall descubrió en Mohenjo-Daro (Pakistán) un sello con figuras, datable hacia el siglo XVII a. C., de la cultura del valle del Indo. En 1931 publicó su interpretación,2 imaginando una supuesta criatura antropomorfa con cuernos, en una posición sentada con las piernas cruzadas. Marshall elaboró tres hipótesis, que no están todavía confirmadas:3

    1. el ser sentado sería el dios Shiva; por eso Marshall bautizó al sello «Paśupati» (‘señor de las bestias’, otro nombre del dios hinduista Shiva);
    2. el ser estaría practicando una postura de yoga;
    3. por lo tanto el yoga tendría por lo menos 35 siglos de antigüedad.

    Algunos otros escritores occidentales ―entre ellos el historiador de las religiones Mircea Eliade (1907-1986), y G. Feurstein―4 creyeron que esa proposición era suficiente prueba de que en la cultura del Indo se conocía el yoga.

    En cambio, los hinduistas sostienen que el yoga es eterno (anādi: ‘sin comienzo’) y siempre existió.

    En el hinduismo, se la cuenta como una de sus seis doctrinas ortodoxas.[cita requerida]

    Estas doctrinas (y sus respectivos fundadores o principales referentes históricos) son:

    Tipos de yoga

    Un sadhú (asceta hinduista) según una litografía del libro Illustrations de les hindous. París: F. B. Solvyns et H. Nicolle. Hacia el año 1812.

    Relación entre los tipos de yoga

    Los seguidores de las distintas doctrinas de la India sostienen que los diversos caminos no llevan al mismo fin. Generalmente el seguidor de un tipo de yoga cree que el único yoga (método de unión o acercamiento a Dios) es el propio, y desprecia a los practicantes de otros tipos de yoga.

    • Los gñanis (a veces llamados gñana-ioguis) quieren fundirse en la existencia del Absoluto (como una gota en el mar). Para el gñani, la meta del bhakta, de estar «con» Dios significaría que el alma todavía está cubierta por el velo de maia, que le hace creerse diferente de Dios.
    • Para los bhaktas (a veces llamados bhakti-ioguis) la meta del gñani es naraka (el infierno), porque los bhaktas quieren tener una relación personal con Dios (dos personas distintas: el alma y Dios).

    Los tipos de yoga que se consideran fundamentales son:[cita requerida]

    Las denominaciones bhakti yoga y hatha yoga no corresponden a ramas o caminos fundamentales del yoga clásico. El hatha yoga es una parte del rāja yoga.

Por |julio 7th, 2014|Categories: Actividades, Yoga||Comentarios desactivados en Yoga

Historia del Squash

Por más de 1000 años el hombre ha inventado y disfrutado de una variedad de juegos consistentes en golpear una pelota, ya sea con el puño cerrado o con algún tipo de bate o raqueta. Alrededor del año 1148 los franceses jugaban “le Paume” (la palma de la mano), que luego daría origen al Jeu de Paume, Tenis Real o, si usted practica el deporte, simplemente Tenis. A principios del siglo XIX esta obsesión con las raquetas y pelotas dió origen a una nueva variedad del deporte en un lugar poco usual: la Prisión Fleet de Londres.

Los prisioneros de “la Fleet”, en su mayoría deudores, se ejercitaban golpeando una pelota con una raqueta contra alguna de las muchas paredes, empezando así el juego de “Rackets”. En 1820 el Raquets, por algún extraño camino, llegó hasta Harrow y otras escuelas inglesas y fue de ésta fuente que nació nuestro deporte, el Squash.

El Squash fue creado alrededor del año 1830 en la Escuela Harrow, cuando sus alumnos descubrieron una pelota pinchada de Rackets, que al aplastarse contra la pared con gran impacto, producía un juego con mayor variedad de golpes y requería un mayor esfuerzo físico por parte de los jugadores, quienes simplemente no podían esperar que la pelota volviera rebotando a ellos, como es el caso del Rackets. Esta variante tuvo una aprobación masiva y en el año 1864, mientras que el Squash fue oficialmente declarado como deporte, se construyeron las primeras cuatro canchas de Squash.

Como cualquier otro deporte, el Squash en sus inicios no contaba con ningún tipo de estandarización internacional y era inevitable que sufriera leves variaciones en su forma de juego e indumentaria utilizada. Afortunadamente, sólo se crearon dos caminos en el deporte: uno en Inglaterra, con sus canchas de 21 pies de ancho y pelotas “blandas” y otro en América del Norte con sus canchas de 18,5 pies de ancho y pelotas “duras” y ya que ambas canchas tenían el mismo largo de 32 pies, la universalidad del Squash no se vió en peligro. Observaremos por separado estas dos ramas y también la forma en que el Squash llegó a casi todos los países del mundo.

Sus inicios en Inglaterra

El primer registro referido al Squash, además de aquel del Colegio Harrow, aparece en el libro inglés “La biblioteca del Badminton de Deportes y Pasatiempos”, escrito por el Duque de Beaufort en 1890. Eustace Miles, campeón mundial de Tenis y Rackets, escribió el primer libro de Squash en el año 1901, expresando en el mismo que el deporte era disfrutado por miles de jugadores en varias partes del mundo. Para ese entonces ya existían canchas en colegios y universidades en Inglaterra y en algunos domicilios particulares. El primer Campeonato Mundial de Squash Profesional se llevó a cabo en Inglaterra en 1920, ganándole C.R. Read (Club Queens) a W.B. Johnson (Club RAC).

En 1923 cuando H.A.L. Rudd escribió para la “Revista de Baily”, previó que el Rackets perdería muchos jugadores por el Squash, con la llegada del primer Campeonato Inglés para Amateurs, según su opinión, el Squash implicaba transpirar pero no exigía las mismas habilidades del Rackets. La previsión de Rudd fue correcta: El Squash creció rápidamente, dejando atrás a su deporte fundador. La estructura administrativa del Squash se desarrolló junto con su juego. Las primeras asociaciones nacionales en crearse fueron la Asociación Estadounidense de Squash Rackets en 1907 y la Asociación Canadiense de Squash Rackets en 1911. En Inglaterra el deporte era reglamentado por una subcomisión de la Asociación de Tennis y Rackets, desde 1908, hasta convertirse en la Asociación de Squash Rackets en 1928.

Se eligió como modelo de medida estándar, una cancha construida en el BATH CLUB de Londres a comienzos del siglo 20, con 32 pies por 21 pies o 9,75 metros por 6,4 metros, mucho más chica que la cancha de Rackets que mide 60 pies por 30 pies (18,3 metros por 9,1 metros). Las dimensiones británicas se propusieron en 1911, pero se ratificaron recién en 1923.

Se utilizó de manera universal el sistema de puntaje “point a rally” a 15 hasta que en 1926 se introdujo en América del Norte el sistema actual “hand in & hand out” a 9 puntos. De todos modos, el juego americano con pelota dura se continuó jugando a 15 puntos y se adoptó este sistema para el circuito profesional masculino de 1991 a fin de acortar los partidos. En 1933 el gran jugador egipcio, F.D. Amur Bey, ganó el primero de sus cinco Campeonatos Abiertos Británicos (más tarde Campeonatos Mundiales). Le siguen en sus logros el egipcio M.A. Karim que ganó cuatro veces este título, entre 1947 y 1950 y la dominante dinastía Khan de Paquistán, Hshim (1951 & 58), Roshan (1957), Azam (1959 & 62), Mohibullah (1963), Jahangir (1982 & 92) y Jansher (1993 & 94).

El Abierto Británico de Damas comenzó aún antes que el de Caballeros, con la señorita J.I. Cave ganando el título de 1922. Hasta 1960, el título perteneció a jugadoras inglesas, con Janet Morgan (luego Shardlow) ganando 10 veces entre 1950 y 1958. A ella le siguió la más famosa jugadora de Squash, la australiana Heather McKay, quien dominó el deporte entre 1966 y 1977 y que aún no ha sido vencida en su carrera deportiva. Su sucesora fue la neozelandesa Susan Devoy, quien ganó el título 8 veces entre 1984 y 1992.

Los jugadores que quizás más influencia hayan tenido sobre el desarrollo del deporte son el irlandés Jonah Barrington y el australiano Geoff Hunt. Dominaron el squash entre fines de los 60 y principios de los ochenta y capturaron la imaginación de todo deportista, dando origen a un enorme despegue en el deporte, elevando el número de canchas en el mundo a unas 46.000 y el número de jugadores a más de 15 millones en 1994.

El Squash en América

El Squash ya se jugaba en Canadá antes de 1882, y fue entonces que el director del colegio St. Paul’s de Concord, New Hampshire, USA, James P. Conover, vio como se jugaba en Montreal. Le pareció que sería un deporte ideal para sus alumnos y en noviembre de 1882 escribió al respecto en la revista escolar: “Es la experiencia universal, que por salud y por una mayor perfección en el juego, el hombre promedio debería jugar una pelota por día.” Así, continuó describiendo el nuevo complejo de Squash y sus canchas de 21 pies de ancho, comparándolo favorablemente con el Rackets. “Este edificio cubrirá una superficie de 50 por 60 pies, con una altura de aproximadamente 70 pies. La pelota utilizada en estas canchas es del tamaño de una nuez, de goma y hueca, con un agujero para evitar que se rompa. La cancha de Squash, por muchos motivos, se recomienda por sí sola al club: son muy usadas en colegios públicos de Inglaterra, el costo de construcción es mucho menor, se rompen menos raquetas y pelotas, son menores las lesiones en cabezas, codos y rodillas, no existe el peligro de ser golpeado por la pelota (bastante importante en jugadores jóvenes), y por todo lo demás el juego es el mismo y produce jugadores igualmente buenos.”

Aunque la pelota blanda o internacional era mucho más dura que la actual y rebotaba mucho más, no era lo ideal para usar en las frías canchas de Concord, donde la temperatura solía estar por debajo del punto de congelamiento. Se creó una pelota de goma más dura que se adaptaba mejor a canchas un poco más angostas, llevando así a canchas de 18,5 pies a 19 pies y otros anchos experimentales. Recién en 1924 se reglamentaron las especificaciones de las canchas, y se decidió un ancho de 18,5 pies y una “chapa” de 17 pulgadas en lugar de la de 19 pulgadas usada para pelota blanda. En 1929, la U.S.S.R.A. ya vendía planos oficiales de canchas y este juego de pelota dura crecía de manera más controlada.

En 1907 se fundó la Asociación Estadounidense de Squash Rackets y en ese mismo año se jugó por primera vez un Campeonato Nacional de Squash, reconocido como tal por todos los países, con John A. Miskey de Philadelphia ganando el título americano, un logro que repetiría en 1908 y 1910. Luego de Miskey, este título nacional sería ganado seis veces por Stanley W. Pearson, también de Philadelphia, entre 1915 y 1923, con su hijo Stanley Junior continuando con la tradición obteniendo el título en 1948. Otros grandes jugadores de Philadelphia, a nivel nacional, fueron Charles M.P. Brinton (1941/42/46/47) y G. Diehl Mateer Jr. (1954/56/61). La década del 70 estaría dominada por Victor Niederhoffer, de New York, con cinco triunfos, Kenton Jernigan, de Newport, Rhode Island obtendría tres títulos en los 80 y el mexicano Hector Barragan con cinco triunfos consecutivos entre 1990 y 1994.

En los primeros tiempos, la mayoría de los títulos nacionales de damas fueron ganados por jugadoras de Boston, Philadelphia o Wilmington y eventualmente por alguna turista inglesa como Susan Noel en 1933, Margot Lumb en 1935 y la gran Janet Morgan en 1949 y 1955. Margaret Howe, de Boston, ganó tres veces entre 1929 y 1934, mientras que Anne Page y Cecile Bowes, ambas de Philadelphia, ganaron cuatro veces cada una entre 1936 y 1948. De allí en más, una jugadora u otra dominaría el escenario por varios años: Betty (Howe) Constable, de Philadelphia, ganó cuatro títulos entre 1956 y 1959, Margaret Varner, de Wilmington, ganó también cuatro títulos entre 1960 y 1963, Gretchen Spruance, de Wilmington, ganó cinco entre 1973 y 1978, Alicia McConnell, de Brooklyn dominaría la década del 80 ganando 7 títulos entre 1982 y 1988 y Demer Holleran de Hanover NH, permanecería invicta 7 años entre 1989 y 1995.

Al establecerse un Tour Profesional se configuró una lista de nombres de famosos ganadores de los títulos estadounidenses durante la década del 50: Hashim Khan (cuatro títulos), Mahmoud Kerim (cuatro títulos), Mohibullah Khan (cinco títulos), Sharif Khan (nueve títulos), Mark Talbott (cinco títulos), Jahangir Khan (dos títulos) y Jansher Khan (tres títulos).

Hasta mediados de los 80, la única modalidad de Squash jugada en los EEUU era la de pelota dura con canchas de 18,5 pies de ancho, pero su exposición al juego “internacional” crecía y resultó en la construcción de algunas canchas de 21 pies de ancho y el uso de la pelota internacional (blanda) en ambos tipos de cancha. Además, la A.E.U.S.R. aceptó las canchas de 20 pies de ancho para el juego internacional, debido a la gran cantidad de canchas de Raquetball que se transformaban en canchas de Squash. A principios de los 90 y en muy poco tiempo, el Squash de los EEUU dejó de ser un juego de pelota “dura” para convertirse en un juego de pelota “blanda”.

Aún hoy existen discusiones acerca de por qué ocurrió este cambio, y tan rápidamente, pero sin dudas una nueva generación de jugadores en todo el mundo se ha enamorado de este Squash internacional, prefiriéndolo a las destrezas exigidas por el juego de pelota dura.

El jugador norteamericano también fue el primero en apreciar las virtudes de los partidos de dobles en el Squash, utilizando una pelota dura en canchas de 45 por 25 pies. En 1993 se llevaron a cabo los primeros Campeonatos Nacionales de Dobles y continúan prosperando.

Australia, Alemania y otros 123 países

El Squash creció rápidamente en sus inicios y en cualquier región donde estuviesen las fuerzas británicas. Sudáfrica, India, Pakistán, Egipto, Australia, Nueva Zelanda y muchos otros países aprendieron el Squash con los militares, adoptándolo muy pronto como propio. Australia, probablemente el país más triunfante en Squash de todos los tiempos, plantó su semilla de Squash a través de los militares.

A pesar de haberse establecido las primeras canchas de Squash en Australia en 1913, en el club Melbourne en Victoria, no existió una asociación oficial de Squash hasta 1934, aunque los principales jugadores se habían relacionado con torneos de clubes.

Durante 1934 un grupo de jugadores decidió que la presión administrativa local y la necesidad de coordinar acciones con organizaciones extrangeras, exigía la existencia de un cuerpo oficial. Se creó entonces la Asociación Australiana de Squash Rackets, aunque sus tareas se orientaron a la zona de Melbourne. Aún cuando se desarrollaron los primeros Campeonatos Australianos, en 1931 para caballeros y en 1932 para damas, éstos en realidad fueron Campeonatos Estatales para Victoria. La Asociación de Squash Rackets de Victoria se formó en 1937.

La primer cancha de Nueva Gales del Sur fue construída luego de la Primer Guerra Mundial, por Mr. Bjelke-Petersen, tío del primer ministro de Queensland, Sir Joe Bjelke-Petersen. La Asociación de Squash Rackets de Nueva Gales del Sur se formó en 1937 y la primera competición en Sydney comenzó en julio de 1939.

Fue en la década del 60 que el Squash realmente comenzó a despegar en Australia. El deporte contó con un mayor desarrollo comercial y se construyeron centros públicos de Squash en todo el país, atrayendo una mayor audiencia al deporte. Este crecimiento trajo aparejado un asombroso triunfo internacional y muchos de los mejores jugadores del mundo fueron australianos. Heather McKay, Ken Hiscoe, Geoff Hunt, Vicki Cardwell, Steve Bowditch, Rhonda Thorne y, más recientemente, Michelle y Rodney Martin se convirtieron en Campeones Mundiales Senior de Squash y Peter Nance, Chris Robertson, Robyn Lambourne, Sarah Fitz-Gerald y Rachael Grinham logarron los mismos títulos como Juniors. Hunt se consagró siete veces como campeón mundial y ganó ocho Abiertos Británicos, mientras que Heather McKay fue la jugadora de Squash más triunfante de todos los tiempos, permaneciendo invicta en competencias internacionales por unos increíbles 19 años.

En 1976 las oficinas de la Asociación Australiana de Squash Rackets se transladan a Queensland y se unieron a la Asociación Australiana de Squash Rackets de Damas, a fin de conformar la ASRA en 1986, cuyo nombre cambiaría en 1990 a “Squash Australia”.

En Alemania el Squash nació dos veces. Su primera cuna fue en Berlín en 1930 cuando el Dr. Ernest Von Siemens, a cargo del departamento tecnológico de la companía de electrónica que lleva su nombre, construyó las primeras cuatro canchas y comenzó con actividades regulares con el personal de su companía y hasta con competencias internacionales en la “Wall-Play-Halls”. Más tarde se construirían más canchas, pero durante la guerra serían utilizadas con otros propósitos y fue recién en 1978 que las canchas Siemens serían usadas nuevamente por el Wallball Game Club de Berlín.

La iniciativa de hacer renacer el Squash provino de Christhof Viscount Vitzthum, quien descubrió el deporte en Australia, escuchó por casualidad acerca de las canchas de Siemens y comenzó a promocionar el Squash, volviendo a darle uso a las canchas. Hubo un comienzo anterior a este, cuando un comerciante de Hamburgo, Henning Harders, construyó tres canchas contagiado por el virus del Squash Australiano y fue un grupo de jugadores de Hamburgo quienes fundaron la Asociación Alemana de Squash Rackets en 1973, enviando un equipo a participar del Campeonato Europeo por Equipos en Estocolmo en el año 1974.

Luego de dos años de fundada la Asociación Alemana de Squash Rackets se llevaron a cabo los primeros Campeonatos Nacionales y en pocos años habría más de 6000 canchas y dos millones de jugadores en todo el país (el mayor crecimiento del Squash que se haya dado en el mundo).
Alemania celebra su 25 aniversario en 1998 organizando el Campeonato Mundial de Damas en Stuttgart.

Muchos otros países experimentan un enorme crecimiento del Squash, comenzando lentamente a comienzos de este siglo, logrando un impulso en los últimos 30 años. En cada país, la historia es básicamente la misma. Un grupo de entusiastas comienza a jugar y promocionar el deporte, el cual -–por sus cualidades de ejercicio intenso junto a su absorvente competencia – creció rápidamente y se convirtió en el principal deporte de esas tierras. Esta fórmula que hizo crecer al Squash por tradición, se está repitiendo en Japón, Brasil, Argentina, Colombia, Corea y muchos otros países del mundo.

El Escenario Mundial

En sus primeros días, el Squash era controlado por la Asociación Inglesa de Squash Rackets y por la Asociación Estadounidense de Squash Rackets, pero en 1966 representantes del deporte de Australia, Gran Bretania, India, Nueva Zelanda, Pakistán, Sudáfrica, USA, Canadá y la República Unida de Arabia se reunieron en Londres y acordaron en formar la Federación Internacional de Squash Rackets (FISR), cuya primera reunión se celebró el 5 de enero de 1967.

La FISR continuó creciendo y se unió a la Federación Internacional de Squash de Damas en 1985. En 1992 la Federación cambió su nombre a Federación de Squash Mundial (WSF), reconociendo finalmente que el deporte es universalmente conocido como “Squash” más que como “Squash Rackets”.

La Federación Mundial de Squash cuenta con la membrecía de 109 Asociaciones Nacionales de Squash. Es la principal Federación Internacional del deporte, reconocida como tal por el Comité Internacional Olímpico (CIO), siendo responsable de la reglamentación del deporte, especificaciones de las canchas e indumentarias, arbitraje y entrenamientos. La WSF tiene un calendario mundial de eventos y organiza y promociona campeonatos mundiales para caballeros, damas, caballeros junior, damas junior y master age groups, tanto en singles como en dobles. La Federación conduce a sus países miembros en programas para el desarrollo del deporte y actualmente trabaja con el CIO hacia el logro de incluir al Squash como deporte en el programa de los Juegos Olímpicos del año 2000.

El Squash se ha jugado por más de 130 años, ha crecido enormemente en los últimos 30 y es candidato a convertirse en uno de los más amados deportes.

El Squash en Argentina

En el año 1922 se construyó la primera cancha de squash en el Club Hurlingham. Allí comenzaron los primeros aficionados a practicar este deporte. Posteriormente en 1926, el Jockey Club construye en la sede la calle Florida su primera cancha, que es inaugurada por el Príncipe de Gales, un fanático de este deporte en Inglaterra. Los jugadores de esa época eran Carlos Echagüe, Samuel Casares y Willy Anderson entre otros. Finalmente en 1930, un grupo de ejecutivos de los ferrocarriles funda el Squash Club, una institución que rige el squash por muchos años.

En la década del 60 comienzan a disputarse los primeros torneos abiertos. Los jugadores de esa época eran Enrique Maschwtiz, Eduardo Corominas, Rodolfo Maggio y Horacio Resta entre otros, todos representantes del Club Cuba. En los 70, quienes más sobresalieron fueron Hernán Dubourg, Alejandro Menditeguy, Peter Kingston, Juan Facio y Federico Helguera. En los años 80, comienzan a aparecer los clubes comerciales, que contribuyeron a la gran expansión del squash en la Argentina. El tradicional torneo Open de Argentina comenzó a disputarse en 1966 en el Squash Club, siendo ganadores de sus diferentes ediciones: Enrique Maschwitz (1966), Peter Kingston (1967), Eduardo Corominas (1969/1972) Federico Elguera (1970/1971/1973) y Hernán Dubourg (1974/1975/1976/1977/1978/1979/1980/1981/1982).

En 1983 comenzaron a jugarse los nacionales en diferentes clubes del país, en la ya denominada era profesional. Por su parte, los torneos sudamericanos comenzaron a disputarse en Uruguay, Perú, Brasil y Argentina, siengo Hernán Dubourg en ganador en ocho ocasiones (1974-1982). En 1983 comenzó a disputarse el Gran-prix de Sudamérica, del cual fueron surgiendo más jugadores que luego participarían en los torneos europeos y mundiales, como fue el caso de Francisco Frisoni de Brasil y Paulo Troyano y Federico Uzandizaga de Argentina.

La Historia del Squash Panamericano

La historia del squash panamericano se empezó a escribir en Colombia, más precisamente en la ciudad de Medellín, cuando un grupo de entusiastas lograron confeccionar el primer torneo Continental en el año de 1991. Desde entonces y hasta el año 2003, se han sucedido ininterrumpidamente 13 ediciones de la cita del mejor squash de las Américas, que llega a su edición No. 14 en la ciudad de Tepic en México. El argentino Federico Uzandizaga, quizá el mejor jugador del continente sudamericano en la breve historia de nuestro deporte, ha sido quien mayores logros ha obtenido. Con cuatro títulos, en el 91, 93, 96 y 97, lo convierten en la gran figura histórica de la categoría masculina. Sin embargo, el país de mayor gloria en los Juegos Panamericanos ha sido Canadá, logrando las medallas de oro en disputa en la modalidad individual de caballeros en las tres citas de los Juegos. Argentina, con 6 títulos individuales, ha sido la nación que ha logrado mayor número de triunfos.

Medellín  fue en su momento la sede que catapultó el squash hacia el continente. Fue sede de tres citas panamericanas y abrió la primera en el 91. Tras el inicio de la competencia del squash panamericano y gracias a la tarea de varios dirigentes que aman este deporte, en 1995 pudo realizarse al fin en la costera ciudad Argentina de Mar del Plata una edición de los Panamericanos y ese fue el despegue definitivo. Desde entonces, el crecimiento, la convicción, el respaldo de los países y la creación y consolidación de las federaciones nacionales ha sido constante.

Con apenas cuatro Federaciones legalmente constituidas, se hizo el primer torneo en el 91. Para el año 2003, ya 18 países formaban parte de la competencia que se viviera en la ciudad de Tepic en México. Tres ediciones de los Juegos Deportivos Panamericanos han consagrado a los mejores y adicionalmente se han organizado sucesivamente 9 eventos Panamericanos de Squash con representación nacional, reconocidos por la Federación Panamericana del deporte y avalados por las organizaciones deportivas continentales.

Canadá ha sido el equipo más laureado en las trece ediciones del squash panamericano, al lograr el título por equipos masculino en cuatro ocasiones, de las cuales 3 correspondieron a medallas de oro disputadas en los Juegos Panamericanos de Mar del Plata en el 95, Winnipeg en el 99 y Santo Domingo en el 2003. A Canadá lo escoltan México, Brasil y Argentina que se repartieron 9 títulos, con tres para cada nación. El primer equipo campeón fue Argentina en el Panamericano de apertura organizado en Colombia en 1991, pero con la curiosidad de que los puntos no se obtuvieron jugando en la modalidad por equipos actual, sino con el cuadro de individual. Se sumaban las posiciones y se entregaba el título al país que más puntos acumulaba en el resultado individual final. Ese mismo esquema sirvió para dirimir el equipo Campeón en la versión de 1992 en Río de Janeiro. Solamente hasta 1993, cuando la sede fue Argentina se implementó la reglamentación actual de la disputa individual y luego en la modalidad por equipos, enfrentando sucesivamente a tres raquetas por país.

En 1991 en Medellín los argentinos Federico Uzandizaga y Horacio Resta lograron el primer y tercer puestos, con los cuales acumularon los suficientes puntos para coronarse como la primera nación ganadora de un título panamericano. En 1992 en Río de Janeiro, sumando los puntos de la competencia individual, el Campeón fue Brasil, pero además de la calidad de sus jugadores, conquistó el título gracias a que un número bastante importante de jugadores de ese país hizo parte del cuadro principal, pues tampoco se aplicaba aún la reglamentación del máximo de cuatro jugadores por país en la competencia individual. En Mar del Plata en 1993 se empezó a escribir otra historia. La reglamentación estableció un número máximo de jugadores por país y se incluyó la modalidad de equipos, como la vivimos hasta el momento, con la disputa de tres contra tres, al mejor de dos juegos. Y el primer equipo campeón en masculino con la nueva modalidad fue Argentina, otra vez de la mano de ese excepcional jugador que fue Federico Uzandizaga.
Tras ese comienzo exitoso de las tres primeras versiones, con más presencia sudamericana, se llegó a un importante punto de madurez deportiva y organizativa en el cuarto campeonato celebrado en Medellín en 1994, cuando Brasil alcanzó su segundo título por equipos en masculino, el squash estaba preparado para hacer su irrupción en los grandes juegos.

En Mar del Plata en 1995 el squash del continente llegaba a su instante crucial. Era como la graduación, el momento más importante, el retorno a muchos años de esfuerzo y de lucha, de confianzas y de sinsabores, pero de porfiados líderes que abrieron la brecha para que el squash como deporte empezara a entregar las primeras medallas panamericanas en unos juegos del ciclo olímpico. Fueron justamente las federaciones de Estados Unidos y Canadá, quienes lideraron la posibilidad de que el squash lograra el puesto en los juegos del continente, que en su versión número 12 se celebraron en la costera ciudad argentina de Mar del Plata, que recibió a los miles de atletas de los países de América, entre quienes orgullosos llegaron por primera vez, los jugadores de squash. Y allí empezó Canadá a escribir su cadena de gloría, conquistando todas las medallas de oro en disputa por equipos masculino. Un squash de gran avanzada, con jugadores de jerarquía internacional como el extraordinario Gary White, el hasta ahora vigente Jonathan Power,  Sabir Butt, quien ya había conquistado un título panamericano en Río de Janeiro y Jaime Crombie. Todos sus juegos los ganaron por 3-0, incluidas la semifinal contra Brasil y la final contra Argentina. Jugaron partidos disputados, en medio de un ambiente de fiesta sinigual, pero demostraron que eran los mejores del continente. Canadá logró así la primera medalla de oro del squash en los Juegos.

En las versiones siguientes, 96 por tercera vez en Medellín, 97 por primera vez en México y 98 en un país centroamericano Guatemala, que empezaba a despuntar para el squash, el torneo, en la organización, en número de participantes y en naciones siguió creciendo.  Argentina repitió en Medellín, México logró el título como anfitrión en el 97  y lo repitió en Guatemala. Fue el preámbulo de la segunda cita en los grandes juegos. Un squash más maduro, más hecho, llegó hasta Winnipeg en Canadá para alcanzar un reconocimiento internacional de gran magnitud. Y Winnipeg, en los Juegos Panamericanos de 1999, consagró nuevamente a los canadienses. Ganaron 3-0 frente a los brasileños en la final, y de la mano de su principal figura, Grahan Ryding, los jugadores de Canadá conquistaron su segundo oro consecutivo por equipos en los Juegos Panamericanos. Tras la emotiva cita de Winnipeg, el torneo volvió, en la primera cita del nuevo siglo, a Brasil. Esta vez a la hermosa ciudad de Bello Horizonte, que recibió con los brazos abiertos al grueso grupo de jugadores, donde resultó Campeón por equipo masculino, Brasil, el equipo anfitrión.

Para el 2001 la sede fue El Salvador, que empezó desde entonces a mostrarse como un país con grandes cualidades en el aspecto organizativo, con una gran infraestructura, con un importante respaldo económico y con los escenarios ideales para la competencia. Con la mala fortuna de los hechos trágicos de las torres gemelas que impidieron la gran participación que hasta entonces habían tenido los torneos panamericanos. Solo 8 países cumplieron con la convocatoria. Dos de los grandes protagonistas, Canadá y Brasil estuvieron ausentes, y también Estados Unidos, otro importante animador. Pero a pesar de las ausencias obligadas, se vivió un emocionante torneo, que en el competencia por equipos masculino consagró por tercera vez a México. Entonces en turno en el 2002 fue para Ecuador. Quito y el Rancho San Francisco abrieron las puertas al squash. En un país amable, apacible y que le entregó todo su cariño y admiración  a los deportistas, quienes además tuvieron el reto de lograr las casillas disponibles para hacer parte de la competencia panamericana de los juegos continentales, que un año después se habían programado en Santo Domingo. El triunfador por equipos volvió a ser Canadá, que nuevamente demostró todo su poderío, esta vez con Victor Berg, como su raqueta No. 1. Jugaron la final con el sorpresivo equipo de Estados Unidos, que por primera ocasión alcanzaba la instancia definitiva, tras dejar en el camino a los brasileños, permanentes protagonistas del squash panamericano. El triunfo fue por 3-0.

Y se abrió la puerta de los Juegos Panamericanos, Santo Domingo 2003. La tercera disputa del squash en los grandes juegos del continente. Se hicieron enormes esfuerzos en República Dominicana para responder a la expectativa, pues se trataba de un país prácticamente sin infraestructura para el squash, con una competencia incipiente, pero con un enorme compromiso de sus dirigentes, quienes se consagraron a buscar el apoyo y respaldo necesarios para responder al reto de organizar el squash en los Juegos. El propósito se logró con creces, y todos los países que había logrado su clasificación previa, en Quito el año anterior, enviaron sus mejores figuras para conquistar las medallas en disputa. Canadá jugó con un equipo poderoso, encabezado por Grahan Ryding, Shaier Razik y Victor Berg, quienes en  ese momento ocupaban los puestos 19, 30 y 46 del ranking de la PSA. Triunfaron con claridad, ganando todos sus juegos, dejando a Argentina en la semifinal y derrotando en la final en forma categórica a Brasil, liderado por Rafael Alarcón y el interminable Ronivaldo Santos, por 3-0.

Desde 1991, cuando despuntaba la competencia, en la veraniega ciudad colombiana de Medellín, hasta el 2003 en Santo Domingo, trece veces ha sido posible juntar a los mejores jugadores del continente en las tres versiones de los juegos y diez versiones de Torneo panamericano de squash. Ahora llegamos a la versión No. 14, cuando en Tepic, en México se escriba una nueva historia, con renovados protagonistas y con un gran interrogante sobre cuál será el equipo campeón en masculino. Los favoritos son el equipo sede México, Brasil, Colombia, actual Campeón sudamericano y Argentina. Una sorpresa podría llegar con Estados Unidos o con los jóvenes jugadores de Canadá.

EVENTO

1 1991 Medellin
2 1992 Rio de Janeiro
3 1993 Mar del Plata
4 1994 Medellin
5 1995 XII Juegos Deportivos Panamericanos – Mar del Plata
6 1996 Medellin
7 1997 Mexico
8 1998 Guatemala
9 1999 XIII Juegos Deportivos Panamericanos – Winnipeg
10 2000 Bello Horizonte
11 2001 San Salvador
12 2002 Quito
13 2003 XIV Juegos Deportivos Panamericanos – Santo Domingo

CAMPEON

Federico Usandizaga (Arg)
Sabir Butt (Can)
Federico Usandizaga (Arg)
Jamie Crombie (Can),

Gary Waite (Can),
Federico Usandizaga (Arg)
Federico Usandizaga (Arg)
Marcos Mendez (Mex)

Grahan Ryding (Can)
Luciano Barboza (Bra)
Jorge Gutierrez Keen (Arg)
Jorge Gutierrez Keen (Arg)

Shaier Razik (Can)

Por |julio 4th, 2014|Categories: Squash||Comentarios desactivados en Historia del Squash

Bowls, un deporte verde..

LAWN BOWLS IN ARGENTINA

Argentina fue uno de los numerosos países adonde los Británicos eligieron mayormente emigrar, casi a fines del siglo 19.

Obviamente junto con ellos trajeron su bagaje cultura,l incluyendo el concepto de Clubes deportivos y sociales, un lugar donde podrían reunirse y, como sucedía en  su madre tierra, no solo socializar, sino también practicar aquellos deportes que jugaban en Inglaterra.

Lawn bowls era uno de ellos.

Las primeras canchas fueron construidas a  comienzos de 1930.  Hoy Argentina ya tiene cinco canchas de lawn bowls,  cada una de ellas como parte de un Club mas grande donde  también se pueden practicar otros deportes tales como Hockey sobre césped, Rugby, Tennis, etc.

Estos clubs son el Club Atletico San Isidro (CASI), Club Mitre, Lomas Athletic Club, Club Ferrocarril San Martin y Belgrano Athletic Club.

Un aspecto peculiar es el que tres de estos cinco Clubs fueron fundados por las principales compañias de Ferrocarriles, en esos tiempos todas inglesas, pero los cinco hace mas de cien años. Estos cinco clubs estan localizados dentro y  en los alrededores de la ciudad de Buenos Aires.

La actividad de bowls es dirigida  por la Federacion Argentina de Bowls. Una organización similar existe para las damas dirigida por la Federacio Femenina de Bowls.

Ambas organizaciones trabajan interactivamente.

El torneo principal es el campeonato interclub en donde se ponen en juego las Copas Cunningham y Hollyman, en las cuales cada Club es representado por sus equipos,  integrado por cinco jugadores cada uno.

Debido al numero reducido de jugadores la Federación promueve diferentes torneos entre los Clubs, desde el formato tradicional individual- dobles-  tercetos y cuartetos y otros como mixtos, matrimonios, etc., todos eventos muy populares y amenos.

En años pasados hemos acogido algunos grupos de jugadores de bowls la mayoría del Reino Unido quienes han gozado tambien de las atracciones turísticas de Brasil y Argentina combinadas con su amor al deporte.

Es nuestro gran interes el promover y expandir este deporte en Argentina. Ha sido y es una tarea ardua pero ciertamente seguiremos haciendo lo mejor para incrementar el numero de adeptos.

Contactos;

-Rafael  Goodliffe:  vestigia1957@yahoo.com.ar

-Juan  Sills:  jcsills@macbeth-arg.com.ar

Secretary  Federación  Argentina  de  Bowls

-Anette  Ewe:  anettewyss@hotmail.com

Secretary  Asociación  Femenina  de  Bowls

Para mas informacion visite nuestra pagina

  1. lawnbowls.org.ar
Por |julio 4th, 2014|Categories: Bowls||Comentarios desactivados en Bowls, un deporte verde..